Miércoles, 18 Julio 2018
UNRIC logo - Español

La ONU en su idioma!

Naciones Unidas ofrece su apoyo a la Unión Europea tras su acuerdo sobre migración

Guardia Costera de Italia/Massimo Sestini

(2 de julio) Naciones Unidas dió la bienvenida al acuerdo de migración alcanzado el viernes por los líderes de Unión Europea que exige que los Estados asuman la responsabilidad dentro de sus fronteras para aquellos que necesitan protección.

En una declaración conjunta, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la ACNUR dijeron que, si bien los detalles del acuerdo deben ser examinados, “están dispuestos a apoyar un enfoque común”.

Según, el Portavoz del ACNUR, Charlie Yaxley se necesita “un enfoque unificado que se aleje de algunas de las acciones más recientes en las que Estados han buscado unilateralmente endurecer o fortalecer las fronteras o restringir el acceso al espacio de asilo".

Una parte crucial del acuerdo de la Unión Europea implica la creación de "puntos de desembarco regionales" adicionales y "centros de desembarco" para los recién llegados.

Actualmente, Libia es un importante punto de tránsito para migrantes y refugiados que se dirigen a Europa. La ONU ha advertido repetidamente sobre las violaciones de los derechos vinculados a los centros de detención, incluida la esclavitud, y el tráfico de personas. El Vocero de la OIM dijo que cualquier centro que opere fuera de la UE estaría sujeto a "rigurosos estándares internacionales y monitoreo".

Por su parte, UNICEF pidió más detalles sobre la detención de menores y el procesamiento de las solicitudes de asilo para los jóvenes. Antes del acuerdo de la UE, UNICEF sostuvo que un "mecanismo de desembarco europeo bien gestionado y predecible podría salvar la vida de los niños", además de acelerar los procedimientos de asilo y mejorar el acceso a la asistencia jurídica.

Según la OIM, aproximadamente 40.000 refugiados y migrantes han llegado a Europa a través de rutas marítimas en lo que va del año. Esto es casi seis veces menos que el mismo período en 2016. Aproximadamente el 30% de los que llegan a las costas europeas necesita protección internacional.