Jueves, 21 Junio 2018
UNRIC logo - Español

La ONU en su idioma!

Combatiendo el plástico: como un pequeño pueblo en Guatemala salvó el Lago de Atitlán

guatemalanadventure

(05 junio) La contaminación por plásticos representa uno de los desafios más grandes en la lucha para proteger el medio ambiente. Este problema contamina nuestros oceanos, lagos y rios, afectando gravemente los sectores turisticos y pesqueros de los cuales muchas poblaciones dependen. Más de 13 millones de toneladas de plástico acaban en el oceáno y más de 100,000 animales marinos mueren debido a productos plásticos cada año.

Es por eso que algunas comunidades de nuestro planeta estan bucando alternativas al uso del plástico. En Guatemala, a las orillas del Lago de Atitlán, el Ayuntamiento de San Pedro La Laguna, una comunidad de solo 1000 pobladores, se ha convertido en un ejemplo mundial en la lucha contra la contaminación por plástico. Ya en 2016 y tras una consulta con miembros de la comunidad, el Alcalde de San Pedro La Laguna, Mauricio Méndez, prohibió la venta y distribución de bolsas de plástico, pajillas de plástico y el icopor. El objetivo era preservar el Lago de Atitlán, que se había convertido en un vertedero de basura. La contaminación del lago estaba poniendo en riesgo fuentes principales de ingreso de la comunidad como la pesca y el turismo.

La iniciativa ha tenido un éxito rotundo.  “El 80% de los habitantes de nuestra ciudad ha dejado de usar plásticos. Eso para nosotros es un verdadero éxito”, dijo Méndez en una entrevista con ONU Medio Ambiente. El Ayuntamiento ha impuesto multas equivalentes a 2000 dólares a comerciantes que distribuyan mercancías en envases de espuma o bolsas de plástico. 

lake

La comunidad ha sido testigo de un cambio positivo. Los pobladores de San Pedro La Laguna han sustituido el plástico por otros materiales biodegradables. Muchos de ellos también han optado por volver a los orígenes: algunos pobladores han comenzado a usar servilletas tejidas por artesanos para guardar el pan y canastas tejidas con palma para llevar la compra. Incluso, muchos de ellos usan hojas de plátano para envolver la carne o el queso. Estas iniciativas también han beneficiado a los comerciantes locales y artesanales. 

Gracias a estas iniciativas, el Lago de Atitlán puede continuar siendo uno de los grandes atractivos turísticos de Guatemala. San Pedro La Laguna representa un gran ejemplo del impacto que los ciudadanos pueden tener cuando se unen por una buena causa. Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente y del Dia Mundial de los Océanos, es hora de pedir a nuestros representantes que impulsen políticas más duras contra el uso del plástico. Como ciudadanos informados, es hora de cambiar nuestros hábitos y comenzar a buscar alternativas al uso del plástico.