Martes, 14 Agosto 2018
UNRIC logo - Español

La ONU en su idioma!

ACNUR expresa su preocupación por el "fuerte aumento" del desplazamiento forzado en el norte de América Central.

acnur central

(22 mayo) La portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Aikaterini Kitidi, compartió su preocupación, en una conferencia de prensa en Ginebra, sobre un aumento significativo en el número de personas que huyen de El Salvador, Guatemala y Honduras. Más de 294,000 solicitantes de asilo y refugiados del norte de América Central se registraron a nivel mundial a fines de 2017, un aumento del 58 por ciento en comparación con el año anterior.

Estas personas huyen de la violencia y la persecución que existe en sus países de origen. Muchos también escapan de la violencia e inseguridad que afecta particularmente a las mujeres y las comunidades LGBTI. La gran mayoría busca protección en países como Belice, México, Estados Unidos, Costa Rica y Panamá. Entre estas personas desplazadas podemos encontrar mujeres en estado de vulnerabilidad y niños que han sido separados de sus familias. 

Kitidi resaltó que el ACNUR ha estado trabajando con los gobiernos y los socios de la sociedad civil para ofrecer un marco de protección conocido como Marco Integral Regional para la Protección y Soluciones (MIRPS). Este marco proporciona refugio y ayuda en los procedimientos de reasentamiento.  A través del MIRPS, las personas desplazadas pueden acceder a programas nacionales de asistencia social y laboral. Este último es particularmente importante ya que significa que los refugiados pueden contribuir a sus comunidades de acogida y así facilitar su integración. 

Sin embargo, las necesidades en la región son enormes. Para este año, el trabajo del ACNUR requiere unos US $ 36,2 millones para brindar protección y asistencia a los afectados por la situación en el norte de América Central. Hasta ahora solo se ha recibido el 12% de la financiación necesaria.