Martes, 26 Septiembre 2017
UNRIC logo - Español

La ONU en su idioma!

Colombia se compromete a luchar contra la contaminación de los océanos

Bolsa de plástico en una playa

5 Jul 2017 - Con una nueva ley que pretende contribuir a la meta nacional de reducir en un 60% la producción de bolsas plásticas, Colombia ha dado un nuevo paso a la lucha contra la contaminación en los océanos.

Los establecimientos comerciales que ofrezcan bolsas de plástico a sus clientes deberán cobrarles obligatoriamente por cada bolsa un cargo de 20 pesos colombianos (aproximadamente 1 centavo de dólar), tarifa que será incrementada progresivamente cada año de manera que para el 2020 llegue a 50 pesos por bolsa. “Este impuesto apunta a una sostenibilidad ambiental que dependerá de la conciencia de cada uno de los colombianos”, indicó el Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia, Luis Gilberto Murillo.

Sin embargo, la iniciativa del país latinoamericano no es nueva. Ya durante el primer trimestre de 2017 ha conseguido reducir en un 27% el consumo de bolsas plásticas mediante otras medidas orientadas en desincentivar su uso y la promoción de bolsas biodegradables. Ejemplos de estas medidas fueron la eliminación del mercado de las bolsas menores de 30x30 centímetros, la creación de bolsas más grandes y resistentes así como del uso de mensajes incentivando el reciclaje y al cuidado del planeta.

Con estas políticas, enmarcadas en la campaña local Reembólsale al Planeta, y coordinadas con la campaña Mares Limpios de ONU Medio Ambiente, el Gobierno y empresas privadas buscan disminuir de forma gradual el uso de bolsas en los siguientes años, hasta llegar a una reducción de 60 % con respecto a los niveles de 2016. “Colombia avanza en la regulación de bolsas plásticas. Hemos visto en el último año un cambio en el hábito de consumo que sin duda tiene un impacto muy positivo a la hora de disminuir los efectos ambientales de residuos como el plástico”, sostuvo el Ministro Murillo.

Siendo uno de los países con mayor diversidad marina del mundo, la contaminación de sus costas es una de las grandes amenzas a las que se enfrenta Colombia y el mundo en general. Cada año, más de 8 millones de toneladas de plástico se descargan en los océanos, causando daños valorados en 8.000 millones de dólares a actividades económicas como la pesca, la acuicultura y el turismo.  Si no se toman medidas urgentes, en 2050 los océanos podrían albergar más plásticos que peces. #DesarrolloSostenible #Agenda2030 #ContaminaciónOcéanos #MaresLimpios