Martes, 30 Mayo 2017
UNRIC logo - Español

La ONU en su idioma!

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos expresa su preocupación por el estado de Venezuela.

El alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein
El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, ha expresado su profunda preocupación por la decisión de la Corte Suprema de Justicia de Venezuela de asumir los poderes legislativos de la Asamblea Nacional.
"Insto firmemente a la Corte Suprema a reconsiderar su decisión. La separación de poderes es esencial para que funcione la democracia, y mantener los espacios democráticos abiertos es esencial para asegurar que los derechos humanos estén protegidos ", dijo Zeid.
"Los ciudadanos venezolanos tienen derecho a participar en los asuntos públicos a través de sus representantes libremente elegidos, tal y como se establece en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, ratificado por Venezuela. Los diputados debidamente electos también deberían poder ejercer las facultades que les confiere la Constitución venezolana ", agregó.
El 29 de marzo, el Tribunal Supremo dictaminó que la Asamblea Nacional controlada por la oposición era un desacato al tribunal y que, mientras persistiera esta situación, la Corte ejercería directamente los poderes parlamentarios. También indicó que el Presidente de la República debe tomar las medidas civiles, económicas, militares, penales, administrativas, políticas, jurídicas y sociales que considere necesarias para evitar lo que se denominó "un estado de conmoción".
El Alto Comisionado, que ha expresado su creciente preocupación por la falta de independencia de las instituciones nacionales de Estado de Derecho en Venezuela, también pidió al Gobierno que garantice los derechos de las personas a la libertad de reunión pacífica y a la libertad de expresión.
"Las continuas restricciones a las libertades de movimiento, asociación, expresión y protesta pacífica no sólo son profundamente preocupantes sino contraproducentes en un país extremadamente polarizado que sufre crisis económicas y sociales", dijo Zeid.
"El respeto por los derechos humanos debe servir como un terreno común para abordar la escasez de alimentos y medicinas, y los precios en espiral que han resultado en sufrimiento diario para muchos venezolanos", dijo.
El Alto Comisionado tomó nota de la participación regional de la Organización de Estados Americanos (OEA) en la situación en Venezuela e instó a todos los Estados Miembros de la OEA a que se tengan en cuenta las preocupaciones de derechos humanos durante sus deliberaciones.